Declaraciones de Mikola Kuleba, Defensor del Menor en Ucrania, de Lyudmila Denisova, Defensora del Pueblo, y de la Embajada de España en Ucrania

Autora: Teresa Domínguez

Mikola Kuleba Микола Кулеба Defensor del menor en Ucrania, que se declara rotundamente en contra de los vientres de alquiler.

«La maternidad subrogada en Ucrania no está regulada y viola los derechos de los niños. La comercialización y el permiso para recibir dicho «servicio» en Ucrania contribuyen a la venta incontrolada de niños ucranianos en el extranjero. La situación con los bebés en el hotel, que ha ganado notoriedad, muestra una vez más la privación de derechos de los hijos nacidos de madres de alquiler. El nacimiento de un hijo lejos de la madre no es natural. De esta forma, Ucrania simplemente se convierte en una tienda internacional online para bebés.  Y no sabemos el número real de niños que Ucrania «suministra» de esta manera.

Ningún estado está obligado a «proporcionar» una familia con un hijo (especialmente uno extranjero). Sin embargo, cada niño tiene un derecho inalienable a una familia. Y en este contexto, se omite la noción de la «madre» que dio a luz a un bebé pero no es su madre genética. Los niños que están en el hotel hoy en día tienen madres biológicas que están en Ucrania. Pero si el proceso de subrogación está organizado, ahora se quedan sin padres. Tanto genéticos como biológicos.

La subrogación es la explotación de mujeres para obtener ingresos de empresas privadas y satisfacer las necesidades de los adultos. Y es una forma de explotación que también viola los derechos del niño.

En 1991, los representantes de una de las cámaras del parlamento alemán declararon que la subrogación es contraria a los derechos del niño, en particular, la relación entre el niño y la madre que da a luz no se tiene en cuenta. Y la eliminación del niño de la madre biológica puede tener consecuencias negativas. Estoy categóricamente en contra de los vientres de alquiler, es la cosificación del niño y su posicionamiento como mercancía. » Link a la noticia original

 

Declaraciones de la Embajada de España en Ucrania el 15 de mayo de 2020
«La Defensora del Pueblo para los Derechos Humanos, Lyudmila Denisova, ha afirmado que Ucrania está en el centro del escándalo de la maternidad subrogada tras la publicación de un vídeo en redes sociales que muestra a 46 niños en un hotel de Kiev. Todos estos niños nacieron por subrogación de ciudadanos extranjeros de diferentes países «, dijo Denisova. El vídeo confirma que se prestan servicios de gestación subrogada de manera masiva y las técnicas de subrogación se anuncian como productos de alta calidad. Esto indica que el estado no toma todas las medidas necesarias para proteger los derechos y la dignidad de los niños, y Ucrania se está convirtiendo en un país donante de recién nacidos para extranjeros, cuyo destino no puede controlar», continuó Denisova.
La subrogación en Ucrania es un problema que requiere una respuesta integral e inmediata. La prestación de tales servicios a ciudadanos extranjeros puede conducir a una violación de los derechos de niños y a una situación en la que Ucrania no puede proteger a sus ciudadanos.
Apelo a la Policía Nacional, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Política Social para que ofrezcan una respuesta inmediata a la situación que ha surgido en torno a los niños nacidos con la ayuda de la maternidad subrogada para que uniendo fuerzas se pueda mejorar urgentemente la legislación sobre el uso de tecnologías reproductivas de la maternidad subrogada para extranjeros y prevenir con ello la exportación incontrolada de niños al extranjero» Palabras de la Defensora del Pueblo Lyudmila Denisova Link

«La Embajada de España en Ucrania viene desaconsejando la gestación subrogada en Ucrania desde 2016 por no tener cabida en el ordenamiento jurídico español. Las Autoridades españolas no pueden hacerse responsables de las promesas y afirmaciones hechas por agencias privadas que realizan fuera de España una actividad no amparada por la Ley española. La Sección Consular de la Embajada de España en Kiev, dentro del marco legal vigente, no asumirá responsabilidad alguna derivada de un negocio jurídico nulo de pleno derecho que desaconseja realizar.»

«No sabemos cuántos niños Ucrania “suministra” al extranjero, dice el Defensor del Pueblo para los Derechos del Niño sobre la gestación subrogada Mykola Kuleba, en contra de la gestación subrogada comercial ha declarado que Ucrania se ha convertido en una tienda on-line para la venta de bebés. La comercialización y el permiso para recibir ese «servicio en Ucrania contribuye a la venta incontrolada de niños ucranianos al extranjero. Según él, la situación con los bebés en el hotel «Venecia» demuestra la privación de derechos de los niños nacidos por madres gestantes. Kuleba considera que ningún estado está obligado a «abastecer» a una familia de un hijo, y menos a una familia extranjera. Según el Defensor del Pueblo para los Derechos del Niño, la gestación subrogada es explotación de mujeres con el objetivo de obtener beneficios para negocios privados y satisfacer las necesidades de adultos, pero esto viola los derechos del niño. Ha hecho hincapié en que está rotundamente en contra de la gestación subrogada comercial, porque el niño se convierte en un objeto y se posiciona como mercancía. Antecedentes: la Clínica Reproductiva BioTex publicó un video con casi medio centenar de bebés. Casi todos estaban en la misma habitación. En el video se decía que todo estaba bien con los niños. Se observaba que los bebés estaban bajo la supervisión de pediatras. El video, publicado por la clínica, está destinado a padres de diferentes países: Estados Unidos, Italia, España, Reino Unido, China, Francia, Alemania y otros. La Defensora del Pueblo, Liudmyla Denisova, estaba indignada por la situación. Definió la gestación subrogada como un problema que debe abordarse inmediatamente. La Defensora del Pueblo también llamó a enmendar la legislación para que sólo los ucranianos utilicen los servicios de la gestación subrogada. Según ella, hasta finales de la cuarentena en Ucrania pueden quedar atrapados hasta mil niños nacidos por madres gestantes para extranjeros. Link

Hechos:

Estas declaraciones llegan a raíz del escándalo internacional producido por la publicación de varios vídeos, entre ellos este, en el que la empresa Biotexcom muestra al mundo los bebés en stock, encerrados y almacenados en un hotel, ante el cierre de las fronteras por la pandemia del coronavirus. En especial la situación de desamparo en la que quedan esos bebés, y la denuncia internacional, que nace especialmente desde España e Italia, por tal vulneración de derechos.

Un asunto que ya les contábamos en Nueva Revolución el pasado 13 de abril, en el artículo «Ser mujer fértil y pobre en tiempos del covid-19«. Enlazando algunos reportajes de nbcnews, Têtu, y Euronews. Y su repercusión en las redes sociales con un tuit que se hizo viral, de gmm el 30 de marzo, desde el inicio del confinamiento por el estado de alarma por la pandemia. O este artículo de Berta García publicado en Tribuna feminista el 30 de abril. O el más reciente reportaje de Nuria Coronado  en Público.

Las quejas ante el cierre de fronteras «porque siembra el caos en su proceso de vientre de alquiler». Y de la solución de la clínica ucraniana investigada por tráfico de menores, de órganos y delito fiscal, de ofrecer a estos clientes, una reducción del 50% en sus precios de atención y manutención por cada bebé almacenado en el hotel. De 50 a 25€. Y nos preguntábamos. ¿Se imaginan el daño irreversible que sufrirán todas esas criaturas?.

Son muchas las voces particulares o de organizaciones que se han unido para denunciar este hecho desde que se inició la pandemia. Para apoyar las acciones de organizaciones españolas e italianas con respecto a los bebés por vientres de alquiler en Ucrania CIAMS dirige una carta al presidente Volodymyr Zelensky sobre los niños nacidos por vientre de alquiler.

En ella llama su atención sobre las impactantes imágenes publicadas en la red por Biotexcom – Surrogacy in Ukraine una clínica en Kiev que ofrece a clientes del mundo, servicios de fertilización asistida y programas de vientres de alquiler. A causa del coronavirus, Biotexcom improvisó una gran guardería (sin madres) en el hall del Hotel Venezia, con 46 recién nacidos y bebés, con edades desde unas pocas horas hasta algunas semanas. Cuyos gastos son sufragados por parte de «futuros padres» que son ciudadanos de muchos países del mundo, incluidos Italia, España, Francia.

En la carta, la Coalición afirma que no hay garantías de Biotexcom, en cuanto a la salud psicofísica de estos niños, ni en cuanto a su cuidado adecuado. Por otra parte, los vientres de alquiler están prohibidos por una gran cantidad de países de origen de los clientes. Y la llamada gestación subrogada ha sido expresamente reconocida por la Relatora Especial de las Naciones Unidas como la venta de niños en el sentido del Protocolo Adicional a la Convención sobre los Derechos del Niño ( Informe 2018). Añade además en la carta que a nivel europeo, el Parlamento ha condenado su práctica «que va en contra de la dignidad humana de las mujeres, cuyos cuerpos y funciones reproductivas se utilizan como bienes; [el Parlamento Europeo] considera que esta práctica, por la cual las funciones reproductivas y el cuerpo de las mujeres, especialmente las mujeres vulnerables en los países en desarrollo, son explotadas para obtener ganancias financieras u otras ganancias, debería prohibirse y que debe ser examinado como una prioridad en el marco de los instrumentos de derechos humanos ”(§115 Resolución del Parlamento Europeo de 17 de diciembre de 2015 sobre el informe anual 2014 sobre derechos humanos y democracia en el mundo y sobre la política de la Unión Europea en este ámbito (2015/2229 (INI))

Continua la carta diciendo que la situación de estos niños, varados en Ucrania, debido a las medidas de protección vinculadas a la pandemia actual mundial, es sintomática del daño que puede causar el uso de la subrogación transnacional. Además, como la Coalición Internacional para la Abolición de la Maternidad Subrogada, CIAMS exige que se tomen medidas inmediatas para garantizar la seguridad de estos recién nacidos:

1. recopilar información sobre Biotexcom y las otras clínicas ucranianas que ofrecen el servicio de «gestación para otros» y que actualmente detienen a menores en violación total de los derechos humanos más básicos;

2. verificar la salud y las condiciones de vida de los menores;

3. verificar si el nacimiento de estos bebés ha sido mencionado de alguna manera de acuerdo con las normas administrativas ucranianas para evitar el riesgo de que alguien pueda apropiarse de ellos para cualquier propósito;

4. verifique cuántos y quiénes son los «clientes» extranjeros de Biotexcom y otras clínicas;

5. evitar que se otorguen autorizaciones especiales a futuros padres, en derogación de las medidas de seguridad vinculadas a Covid-19, para ir a Ucrania a fin de «retirar» a los niños;

6. tomar todas las medidas necesarias para estos niños detenidos en clínicas ucranianas, preferiblemente confiándolos a las madres que los dieron a luz o, si no pueden, o no tienen la intención de cuidarlos , para acoger familias o, en su defecto, para confiarles la adopción.

CIAMS espera que el presidente de Ucrania comparta la gran preocupación por este tema y por la situación actual y el destino de estos recién nacidos esperando tomen cartas en el asunto. Por ello, son tan importantes las declaraciones tanto del defensor del menor, Mikola Kuleba, como las de la Defensora del pueblo, Lyudmila Denisova.

Ahora toca mover ficha a los gobiernos, no solo al de Ucrania. Para que empiecen por hacer valer los derechos humanos de mujeres y menores. Y además cierren sus fronteras al comercio de bebés con clientes extranjeros, la explotación reproductiva transnacional, en especial aquellos cuyas legislaciones prohiben taxativamente los vientres de alquiler, en cualquiera de sus versiones. Y por último. ¿Para cuándo derogar en España la instrucción de 2010 que permite la inscripción de menores adquiridos en el extranjero.? Ya va siendo hora. No hay más excusas, y ayer además lo afirmó Miloka Kuleba, la maternidad subrogada en Ucrania no está regulada y viola los derechos de las mujeres y los menores.

Teresa Domínguez

“No seré una mujer libre mientras siga habiendo mujeres sometidas”

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Scroll Up