LLAMAMIENTO PARA PONER FIN A LA PROPUESTA DE LA CONFERENCIA DE LA HAYA SOBRE LOS CONTRATOS DE GESTACIÓN POR SUSTITUCIÓN

La Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado está trabajando para definir la gestación subrogada en un protocolo internacional. Esto abriría la puerta al mercado globalizado de la subrogación en países, en su mayoría pobres, de todo el mundo.
Debemos oponernos urgentemente a esta iniciativa, que es contraria a los derechos de las mujeres

La Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado (HCCH) es una organización intergubernamental con 86 miembros (85 Estados y la Unión Europea). Su misión estatutaria es trabajar por la «unificación progresiva de las normas de derecho internacional privado» principalmente a través de convenios internacionales que son jurídicamente vinculantes para los Estados que los han ratificado.

En 2015, la Conferencia de La Haya encomendó a un grupo de expertos que trabajara en la cuestión de la filiación, incluida la filiación en el contexto de los contratos de gestación subrogada internacionales. En marzo de 2020, el grupo de expertos se renovó por dos años, con el objetivo de producir:

  • un instrumento general de derecho internacional privado sobre el reconocimiento de las decisiones judiciales extranjeras en materia de filiación jurídica; y
  • un protocolo separado sobre el reconocimiento de las decisiones judiciales extranjeras sobre la filiación legal dictadas como resultado de los contratos de gestación subrogada internacionales.

La misión del grupo de expertos se limitó a la filiación. Sin embargo, su labor muestra graves abusos porque los expertos optaron deliberadamente por ampliar su misión a todas las etapas del proceso de gestación subrogada, incluida la elección de la madre de alquiler, la calificación de los padres patrocinadores, los contratos, el consentimiento, los intermediarios y los aspectos financieros. Esto a pesar de que los contratos de gestación por subrogación son ilegales en la mayoría de los países del mundo.
Por consiguiente, el grupo de expertos se extralimitó en su mandato. Si se aceptara este proyecto de protocolo, significaría que la institución de la HCCH se presta a intereses privados y comerciales. Al menos 3 de los «expertos» nombrados tienen un conflicto de intereses, ya que están involucrados profesionalmente en la industria del alquiler de vientres.

Al tratar de elaborar un instrumento de derecho internacional privado sobre la maternidad subrogada, la HCCH está sobrepasando sus prerrogativas. La maternidad subrogada no es una cuestión de derecho privado. Es una violación de los derechos de las mujeres y los niños, tal como se establece en la CEDAW y en la Convención sobre los Derechos del Niño. La HCCH no tiene la finalidad de violar los derechos de los individuos.

La Relatora Especial de las Naciones Unidas ha reconocido que el alquiler de vientres es una venta de niños y niñas tal y como se define «el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño» . «El Parlamento Europeo condenó la práctica de la subrogación «que es contraria a la dignidad humana de la mujer, ya que su cuerpo y sus funciones reproductivas se utilizan como materia prima». Además, el Parlamento Europeo considera «que la práctica de la gestación subrogada que implica la explotación de las funciones reproductivas y la utilización del cuerpo con fines financieros o de otro tipo, en particular en el caso de las mujeres vulnerables en los países en desarrollo, y pide que se examine con carácter de urgencia en el marco de los instrumentos de derechos humanos «. Los Estados están obligados a respetar las convenciones de derechos humanos que ya han sido ratificadas. La regla básica de las convenciones de derechos es que ningún ser humano debe ser utilizado como un medio para que otros satisfagan sus necesidades o deseos.

Las organizaciones de mujeres y de derechos humanos de todo el mundo piden ahora a los 86 miembros de la Conferencia de La Haya que pongan fin al mandato del grupo de expertos y al «proyecto de filiación/Gestación por sustitución » y que trabajen en pro de la abolición de la explotación reproductiva de la mujer y de todas las formas de trata y tráfico de niños.

Las organizaciones y personas signatarias apoyan el proyecto de Convención Internacional para la Abolición de la Gestación por Sustitucíon: http://abolition-ms.org/es/noticias/convencion-internacional-para-la-abolicion-de-la-gestacion-por-sustitucion/ que fue propuesto por la CIAMS, Coalición Internacional para la Abolición de la de la Gestación por Sustitución, y enviado a HCCH.

Debemos oponernos urgentemente
a esta iniciativa, que es contraria a los derechos de la mujer.
Firme y comparta

Acceda al formulario aquí

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Scroll Up